¿Cómo trabajar a distancia frente a una crisis de Coronavirus?

Trabajar sí… pero ¡a distancia!

¿Cómo trabajar a distancia frente a una crisis de Coronavirus?

En la situación mundial actual, las posibilidades de negocios se hacen cada vez más escasas. Evitar la propagación del Coronavirus supone, tal y como lo están haciendo los Estados, controlar y limitar los desplazamientos y fuentes de contaminación. La solución: ¿trabajar a distancia?

Siendo Director de empresa, autónomo, o dependiente de un negocio se hace cada vez más difícil. Quien dice visitas dice posibilidades de ventas, de explicar tu producto o servicio,  de colaboraciones y el mero hecho de no poderlo hacer en tiempo indeterminado asusta a nuestros números del 2020.

Cada vez tenemos mas prohibiciones de contactos, de desplazamientos y sabemos que la situación económica se verá afectada. Para evitarlo o reducir su efecto para tu comercio, te explicaremos ¿cómo trabajar a distancia frente a una crisis de Coronavirus?


La limitación de mis desplazamientos o el trabajo a distancia con mis equipos

En realidad no es nada nuevo. El hecho de limitarnos en desplazamientos y contactos con la gente y nuestros clientes nos tiene que llevar a trabajar a distancia, hacer teletrabajo.

Existen una serie de medidas que las empresas, autónomos pueden poner en marcha mientras la situación mejore. Te las recopilamos a continuación de las más asequibles a las más costosas.


Organización, lo imprescindible del trabajo a distancia.

Algunas profesiones no pueden trabajar a distancia. Camioneros, construcción, peluquería, abogados penalistas, algunos periodistas, médicos… Sin embargo, el teletrabajo o trabajo a distancia se puede lograr organizándose.

¿Cómo?

  • Primeramente tener un sistema de gestión de documentos y/o bases de datos de sus propios clientes /proveedores adecuado. Es imprescindible para asumir los siguientes pasos 🙂 . De  hecho también te aconsejamos contar con un sistema de emailing… Y no te olvides registrar tus bbdd para que sean legales así como avisar a tus clientes que sus datos están siendo recopilados.
  • Mantener el contacto con los tuyos. Que sean con proveedores o clientes ese punto es clave para seguir manteniendo relaciones comerciales con ellos. Y esa parte es la mas fácil en el siglo 21: teléfono con o sin roaming, Skype, Whatsapp y hasta Facebook tienen modos de llamadas con las cuales puedes contactar (con o sin video de hecho) y mantener relaciones con ellos. Él que no llama, es que no quiere, ¡vaya!
  • Hacer reuniones: lo mismo que anteriormente, pueden ser por teléfono o mejor por videoconferencia. Son imprescindibles para el buen desarrollo a distancia de su negocio. Aconsejamos reuniones semanales o cada 15 días pero nada más. Tenéis que manteneros conectados con el resto de vuestro equipo, hacer un resumen de la semana anterior y prever los retos de la nueva semana. Así se puede rectificar cualquier fallo en el momento y mejorar las ventas en un mismo mes.
  • Seguir captando clientes nuevos. Hoy en día ¡nada más fácil…y nada más complicado! En realidad tenemos muchos medios para hacerlo: internet y google para su búsqueda, así como redes sociales (Linkedin, Viadeo, Facebook, Twitter, Instagram…), o la antigua guía telefónica. 🙂 En este caso se trata de montarse una base de datos, conociendo a sus clientes, saber lo que hace, lo que le gusta, y lo que necesita. ¡Toda la información está! Lo más complicado, como siempre, será transformar esta información en clientes. Pero eso es otro tema.

…es bueno, bonito, y barato 🙂


Contratar a personal en situ

¿Quién mejor conoce un país que un nativo? De allí la idea de contratar a distancia a alguien que te puede ayudar. Vendedores, export manager… las opciones son diversas. Dependen básicamente del presupuesto que estás dispuesto a invertir para que tus productos o servicios lleguen y se vendan.

Las contrataciones internacionales o europeas tienen sus peculiaridades y les aconsejamos ayuda de profesionales en el tema. No dudar en contactar con las Cámaras de Comercio de donde queréis trabajar o COCEF, el ICEX, consultores en RRHH, o cualquier organización que os asegure la contratación de nacionales de calidad para trabajar. Recordar en este tema que la contratación deberá de cumplir con los requisitos del que eliges y las condiciones deberán de estar acorde a lo que se suele proponer allá.

Por supuesto, no olvidar de formarles, aunque a distancia, a tus productos, y cómo venderlos para que sean más eficaces desde el principio. No hay que olvidar que cada país tiene sus intereses, maneras de hacer y habrá que adaptar la manera de presentar tus productos o servicios a tu nuevo público.

…es una opción eficaz con coste más elevado.


Abrir una empresa en situ o reforma tu empresa en e-commerce

Por supuesto esa opción es una de las más eficaces, más costosas también, y no la recomendamos de buenas a primeras.

Nuestro consejo sería mas bien conocer al nuevo mercado (con  un estudio de mercado adaptado a lo que vendes), y conocer a tus futuros clientes (con un estudio de buyer person). Prueba venderles desde donde estás, adecua tu web al nuevo mercado, monta un e-commerce si quieres estar presente online y vender solo así.

No te olvides en este paso registrar tu e-commerce en Safe Creative para proteger tus articulos/estudios/productos…

Si así ves resultados a medio plazo, plantéate montar  la empresa en el país de destino. Pero cuidado con eso: haz cálculos de lo que te supone abrir el negocio allá, y los gastos de gestión mensuales (empleados locales o desplazados, local, mercancías…).

De esta forma puedes abrir la empresa y gestionar todo a distancia. Eso supone tener a varios profesionales trabajando por ti como abogados, vendedores, empleados (o dependientes).

En este caso no dejes de hacer reuniones con todos, y mantener el contacto como mínimo semanalmente. No tienes ningún interés en darte cuenta tarde de los fallos, de si tus productos o servicios se venden o no, y los datos. Hay que cuidar de tu inversión aunque a distancia. Subcontratar y delegar supone vigilar y gestionar de lejos, siempre.

…es la solución más costosa, larga, y arriesgada aunque mejor a largo plazo cuando funciona.



En resumen…

La mayoría de los trabajos que no sean exclusivamente manuales se pueden ejecutar a distancia. Eso te permitirá seguir teniendo ingresos en periodo de crisis.

Aunque no le tenemos costumbre al trabajo a distancia, es una de las soluciones de trabajo del siglo 21. Por supuesto hay que organizarse y prepararse. Sin embargo es una solución válida y útil para situaciones de crisis, o bien para desarrollar un trabajo que nos deje más independiente.

De esta forma tu y tu empresa os juntaréis al reto #quedateencasa , y demostrarás también que tu empresa es responsable. Es una parte de la visión de tu organización que puede estar muy apreciada por tus clientes.


Si no sabéis por dónde empezar, no dudéis en pedirnos orientación de un experto. Si necesitáis gestionar a vuestros clientes, pedidnos un asesoramiento.

Conocernos para contactarnos 😉


 

¿Cómo trabajar a distancia frente a una crisis de Coronavirus?
Etiquetado en:                                     
Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
FACEBOOK